CASI UN TERCIO DE LOS PROVEEDORES MINEROS CHILENOS NO DESTINA RECURSOS A INNOVACIÓN

22-02-2021





Fuente: Diario Financiero y SUTMIN


Casi un tercio de los proveedores mineros chilenos no destina recursos a innovación. Según estudio realizado por Cochilco, el 95% de las firmas está involucrada en temas de innovación, pero sólo el 10% cuenta con un presupuesta específico para innovar.


El estudio que entrevistó a 98 empresas de seis asociaciones gremiales en el marco de la quinta versión de la “Encuesta de Participación de Proveedores en la Operaciones y Proyectos Mineros”.


Para Denny Salas, Vicepresidente de SUTMIN, el concepto de innovación es más amplio que desarrollar algo desde cero. Según el ejecutivo, “se tiende a pensar sólo en ese concepto, pero todo cambio es innovación. Desde esta visión, nos inclinamos por la innovación interna, que mejora un procedimiento que requiere inversión o sólo un cambio en la forma de hacer un determinado proceso o producto”.


Las grandes y pequeñas empresas realizan permanentemente innovación al interior de ellas con personal propio, como también, las grandes empresas tercerizan esas innovaciones al presentar un problema a los proveedores y éstos generan las soluciones. En minería se desarrollan clúster, donde se presenta un determinado problema y se generan las soluciones entre varios actores.


Pero siempre está el tema de los recursos. Los itemes presupuestarios para innovación, si bien han subido en el tiempo, son aún insuficientes. En los países desarrollados, los departamentos de I+D (investigación y desarrollo) crecieron considerablemente y fueron la respuesta para profesionalizar la innovación. En Chile nos falta para eso y mucho de la innovación local se importa.


Con respecto a la resistencia de la industria minera para incorporar productos y servicios no probados, sigue siendo percibida como la principal barrera para innovar. En este sentido, Denny Salas explica que en Chile existen muchas empresas y profesionales de excelencia que realizan innovaciones importantes.


“Estas no siempre se materializan, ya que no salen del campo conceptual y el desarrollo de prototipos y pilotos no tienen cabida en la operación normal de una planta, falta la valentía para enfrentar pruebas. Igualmente, el trabajo mancomunado entre los actores, por ejemplo universidades y empresas, es muy limitado, profundizando esa relación donde muchas veces los riesgos son menores al contar con laboratorios para pruebas empíricas.


Existen diversas formas de superar ese tema, como las políticas de gobierno y sus alcances de financiamiento, exención impositiva para los recursos que sigan esa dirección, filosofía de las empresas en el tema, entre otros.


Es también la mentalidad que deben tener los ingenieros jóvenes, no sólo llegar a operar equipos o procesos, sino cuestionarlos y de seguro aflora la innovación, pero en general quieren cambiar el mundo mientras estudian y una vez egresados esos objetivos van mutando para entrar en zonas de confort. La innovación es riesgo, es estudio.



CASI UN TERCIO DE LOS PROVEEDORES MINERO
.
• 805KB

3 vistas0 comentarios